Podríamos estar hablando del mejor entrenador de la historia del baloncesto si le hubiesen dejado. Yo siempre me he tirado de los pelos al no entender porque nunca, ni su propio equipo, ha confiado en una persona que ha visto mas baloncesto que nadie. Y su frustración por ello, es enorme. Sin embargo, vamos ha hablar del tercer mejor pivot de la historia. ( para mi Rusell no solo es el primero sino tb el mejor jugador global, el segundo Wilt) y posiblemente el hombre-record mas importante de la historia del basket.

Este gran jugador tuvo lugar en equipos como los Milwaukee Bucks y Los Ángeles Lakers, obviamente siendo estrella en ambos durante su periodo de juego. Sus records en la NBA son algo sorprendente, que lo llevan a lo mas alto de este deporte. Era tan dominante en el baloncesto universitario que los mates fueron formalmente prohibidos en el deporte intercolegial. Como resultado, Lew Alcindor desarrolló el tiro por el cual él es personalmente el más famoso: el “Sky Hook” o “gancho desde el cielo”, que ha sido llamado el disparo que cambió el baloncesto, y con la ayuda del cual él iba a marcar más de 38.000 puntos en juegos de temporada regular de la NBA. En sus tres temporadas terminó promediando 26,4 puntos y 15,5 rebotes, con un porcentaje de tiro del 64%. Lo ganó todo claro recordando el partido del siglo del el 20 de enero del 68, Alcindor y sus Bruins se enfrentaron a la Uni de Houston, en partido de la fase regular del campeonato de la NCAA. El Astrodome albergó la cifra record de 52.693 espectadores, y fue el primer partido de fase regular universitario televisado para toda la nación en horario de máxima audiencia. Elvin Hayes, de los Cougars, anotó 39 puntos y capturó 15 rebotes, mientras que Alcindor se quedó en tan solo 15 puntos. Houston ganó 71-69, rompiendo una racha de 47 partidos invictos del equipo de Kareem. Fue denominado en la época El Partido del Siglo. Hayes y Alcindor volverían a verse las caras en la final four, donde esta vez fueron los Bruins los que ganaron 101-69. Aqui teneis a Kareem luchamdo con Bruce Lee

Yo en este post me voy a quedar con la parte mas desconocida de él quiza la de su época en Milwakee ya que la época dorada la conocemos mas o menos todos. Cuando llega Karrem ( todavía Lew Alcindor)Bill Rusell acababa de  retirarse, y Cahmberlain aunque aún efectivo, tenía casi 35 años. Los Globertroters le ofrecieron un contrato de un millón de dólares para que se uniese a ellos, pero declinó la oferta y se enroló con los Bucks.  Con Alcindor a bordo,  los Bucks se encaramaron a la segunda plaza de la División Este con una marca de 56-26. Alcindor tuvo un impacto estelar inmediato en la liga, terminando segundo entre los anotadores con 28,8 puntos por partido y tercero en rebotes con 14,5. Ese año ganó con comodidad el premio de Rookie del año.

Durante la postemporada los Bucks consiguieron su billete hacia el título; el base-escolta de 31 años Oscar Robertson llegó procedente de los Royals Con el apoyo de Bobby DandridgeJon McGlocklinGreg Smith, y el joven Lucius Allen, Milwaukee logró una marca de 66 victorias  récord de la franquicia, incluyendo un récord de 20 victorias consecutivas. Alcindor ganó su primer premio de MVP y su primer título de máximo anotador con 31,7 puntos por partido mientras terminaba cuarto en rebotes con 16. Milwaukee consiguió un 12-2 en playoff y barrió a los Baltimore Bulletsen las segundas finales de la NBAen la historia que terminaba con un 4-0. Alcindor fue nombrado también MVP de las finales

Antes, Alcindor se convirtió del Catolicismo al Islam y adoptó el nombre de Kareem Abdul-Jabbar, que significa “noble y poderoso sirviente”.  Fue convertido por Khalifah Hamaas Abdul Khaalis, antiguo líder de la Nacion del Islam. Detalla el proceso de su conversión en su autobiografía “Giant Steps” (Pasos de Gigante). Ciertamente era un noble y poderoso jugador que disfrutaba de años estelares con Milwaukee. Enel 72 repitió como máximo anotador (34,8 puntos) y MVP de la NBA, y los Bucks repitieron como líderes de división por segunda vez en lo que serían cuatro años consecutivos. En el 74  Abdul-Jabbar ganó su tercer premio MVP en su quinto año en la liga y se colocó entre los 5 mejores en cuatro categorías: anotación (27,0 puntos, tercero), rebote (14,5 rebotes, cuarto), tapones (283, segundo) y porcentaje de tiro de campo (.539, segundo).

Milwaukee volvió a lasfinales  pero cayó contra Celtics (hay que recordar que en 1974 Milwaukee pertenecía a la vonferencia oeste), que estaban liderados por el Dave Cowens y un grupo de jugadores en la línea exterior que demostraron ser demasiado rápidos para el veterano Robertson, ya con 35 años. “Big O”se retiró tras los playoffs, concluyendo la racha de victorias de división de los Bucks. El equipo cayó al último lugar en el 75 con una marca de 38-44.

A pesar de su fenomenal éxito en Milwaukee, Abdul-Jabbar era infeliz en parte debido a la carencia de gente que compartiese sus creencias culturales y religiosas y por esto pidió su traspaso. Requirió que se le traspasara a los Kincks o a los Lakers y el Director de Operaciones de los Bucks, Wayne Embry, cumplió enviando a Abdul-Jabbar y Walt Wesley a los Lakers en1975 por Junior BridgemanDave MeyersElmore Smith, y Brian Winters. La segunda dinastía Abdul-Jabbar estaba empezando a tomar forma.

El resto es historia conocida, le dieron por acabado miles de veces y se levantó para demostrar que era el mejor independientemente de la edad que uno tuviese. Y si alguien ha sido viejo en este deporte es Kareem. Él dice que el campeonato mas dulce fue el del 85 donde ganaron en la cancha de los Celtics. Ha sido junto al DR J el úico jugador que se le ha rendido un homenaje en cada cancha de la NBA.  Por ello digo que es uno de los mejores entrenadores de la NBA. Lo pudo haber sido si le hubiesen dejado claro

Nuestra Hoguera de la semana es para uno de los recuerdos más inborrables de los juegos olímpicos fue la final de los 100 metros de atletismo en las olimpiadas de Seul 88. El enfrentamiento entre el canadiense Ben Johnson y el americano Carl Lewis era el plato fuerte de estos juegos. Muchos vimos esa carrera donde Ben Jhonson le sacó un cuerpo a sus oponentes. Nunca se olvidará la cara de sobrado de Jhonson siendo felicitado por Carl Lewis al terminar la carrera.

Ben Jhonson se hizo famoso en el mundo del atletismo cuando en el campeonato del mundo de 1987 celebrado en Roma, Johnson derrotó a Lewis batiendo además el récord del mundo con un registro estratosférico, 9,83 segundos.

En 1988 en los juegos de Seul, Johnson y Lewis volverían a enfrentarse en una gran final. De nuevo, Johnson ganó a Lewis, y lo hizo obteniendo el récord mundial de 9,79 segundos. El mundo quedó maravillado, con la nueva marca histórica. Johnson era un héroe. Pero pocos días después un análisis de orina demostró que Johnson había consumido esteroides lo que le valió la descalificación por dopaje. El escándalo fue tan grande o más que lo había sido su victoria.

Más tarde reconocería haber consumido esteroides cuando consiguió el Record del Mundo de 1987 lo que provocó que el registro quedara también anulado. Su descalificación otorgó la medalla de oro a Carl Lewis, la plata a Linford Christie y el bronce a Calvin Smith. Es una lástima que los juegos de Seul fueran más recordados por el caso de dopaje que por un logro deportivo.

En el año 91, Ben Johnson volvió a las pistas sin demasiado éxito, haciendo como mejor marca un 10,31 que nada tenía que ver con sus buenos tiempos. Sin embargo para 1993 el atleta estaba comenzando a mejorar sus tiempos pero de nuevo dió positivo en un control antidopaje dejando truncada su carrera al ser suspendido de por vida.

En 1997 Johnson fue contratado como entrenador personal de Diego Armando Maradona( lo que hay que ver!). Dos años después desempeñaría la misma labor para el hijo del presidente de Libia Muamar Gadafi.

Pues eso a la hoguera con él.

Anuncios