Es dificil saber gestionar un equipo de futbol deportivamente, pero el saber gestionar la victoria es aun mas complicado. Pep se maneja como pez en el agua ante situaciones ciertamente complicadas. Y es que, que un equipo gane habitualmente no debería sonarnos raro, pero que lo haga con la contundencia y aveces juego aplastante como lo hace el Barsa, es realmente impresionante. Gestionar día si y día no victorias con un equipo lleno de jugadores multimillonarios, tiene mérito. Hay entrenadores que solo saben o no pueden gestionar mas que derrotas y no salen de ese circulo vicioso, son el caso de Abel, Lillo….Pero Pep Guardiola mantiene los pies en el suelo cuando el equipo juega por las nubes.

Causas principales de no caer en el pozo del exito: Pocos fichajes. Y fichajes con la cabeza amueblada. Solo una megaestrella Ibrahimovic que ademas su nombre no es mas importante que el nombre del equipo( por ejemplo Ronaldhino, todo él se magnificaba por encima del equipo) se habla del barcelona y como mucho de Messi como estandarte, pero solo se habla del juego que genera el equipo, de la sed de victorias. Otra causa importante es la cantera, y ahi entra un factor muy importante: la estabilidad mental. Jugadores como Messi, Pedrito, Iniesta, Valdés, Puyol etc se han echo grandes desde abajo, han vivido y mamado desde pequeños el Barcelona, se han echo millonarios, viviendo desde el mismo barrio en el que vivían y su humildad reside en la base familiar extrapolada al club. No son brasileños que les dan un contrato millonario dejan la chabola donde vivían y se vuelven locos los primeros años gastandose la mitad del sueldo en coches, mujeres y fiestas por la noche( caso Ronaldo, Ronaldhino etc).

Pellegrini:”No pretendo que el Real Madrid juegue como el Barcelona”. Pues igual debería fijarse mas en ellos. Pero no en su juego, sino en su estructura deportiva que es la que provoca ese juego. Si faltan cimientos es imposible que se sostenga un proyecto ya no ha largo sino a corto plazo. Pepe Guardiola, trabaja y se obsesiona con los cimientos, haciendo una masa sólida dificil de que caiga. Preocupandose y partiendose la cara por el jugador, anteponiendo al equipo a caprichos individuales, porque el equipo es el que genera grandes individualidades, al contrario del Madrid que las individualidades hace que ganen partidos.

Solo un nubarron en el Barsa. Su presidente. Es un tipo ciertamente despreciable. Curiosamente suele estar callado cuando las cosas no van muy bien y habla de mas cuando todo va rodado. Desde el triplete el tío no para, y como todo deslenguado mezcla todo sin sentido alguno, empieza hablando del barcelona y termina pidiendo la independencia de Catalunya. Y eso a Pep no le gusta, curiosamente no le gusta su presidente, razón por la que su renovación está en el aire. Aunque me dá que a pesar de tantos exitos Laporta está en el aire también. La masa social del Barsa no le gustan ciertas actitudes.

De momento, Pep está dando un clinic de como gestionar victoria tras victora; encomiable. Y no da entrevistas, no sale en el Larguero, ni Al Primer toque, no busca notoriedad, se limita a cumplir con las ruedas de prensa obligatorias, no habla por tanto no mete la pata y no genera polémicas de ningún tipo, por tanto ofrece tranquilidad y sobre todo respeto. Que en definitiva es lo que necesitan estos jugadores falsamente idrolatados: Respetar a alguien que ademas sabe de que va ésto.

Anuncios