Si alguien ha seguido lo que han echo estos dos individuos en pretemporada puede ver claramente lo que va a ser el resultado de la temporada. Por una parte Lebron imitando al mejor Jordan mediatico, pelicula, libro etc y Shaq recordando a todos que con él son claros candidatos al título con esa brabuconería tan encantadora que tiene innata. Un verano donde los Cavs debían dar un paso adelante despues del RIDICULO con mayúsculas mas importante de un equipo favorito en los playoffs ha hecho jamás.

Pero el problema de este equipo son dos principalmente. Mike Brown y Shaquille O´neal. El primero es un entrenador que se ha encontrado un buen equipo con una grandísima estrella( Lebron no Shaq) pero no es mas que un Mike Fratello cualquiera o el Doug Collins de turno que realmente dirige al equipo a 55-60 victorias, pero no tiene ni puta idea de que hacer en una eliminatoria fuerte, por ejemplo Orlando. Por no hablar de la personalidad pobre que tiene, superada por dos jugadores estrella que lo aplastan todos los días con su ” grandeza”. En realidad la personalidad del entrenador en la NBA es vital. Si te achantas tienes perdida la partida con tus jugadores, y el respeto, ganárselo en esta liga; es bastante crudo y ese respeto solo se puede presentar enseñando un par de anillos y para ganarse esos anillos has de ser lo mas duro posible con tus jugadores. Por eso Tio Phil o Raley o Popovich estan, sino mas alto; a la par de las personalidades de sus estrellas y cuando casi estás empatado, te respetan, agachan la cabeza y se ponen unidos todos con un mismo objetivo: Ganar el campeonato. Con Mike Brown esta claro que no pasa ni va a pasar eso.

El otro problema de Cavs es Shaq. Shaq es un jugador muy inteligente a pesar de todo. Él mismo ha dicho que su carrera está decreciente y que además es un estudioso del deporte y ” que no voy a anotar 30 por partido pero puedo ayudar a meter 14 y rebotear” esto en un momento de raciocinio del jugador da que pensar que viene realmente a aportar lo que pueda tras una carrera realmente espectacular. El problema radica en que su rol sigue siendo de estrella( algo que por sus características medíaticas nunca se apagará) exige la titularidad cuando a lo mejor debería aportar desde el banquillo( ¿ Os imaginais a Shaq mejor sexto hombre de la liga?). Este rol perjudica gravemente al equipo. Debilita la posición de pivot donde enfrente cada vez hay mas jugadores, mas rápidos y fuertes, y denigra la figura de Igallauskas, que iba creciendo poco a poco y tenía el respeto de la Liga. El tener a Shaq ralentiza el ritmo del equipo, no puedes correr y si corres no tienes Pivot por lo cual andas desamparado en el tablero a menos que Lebron se multiplique en todas las facetas. Y eso esta temporada, de momento, no está pasando, por lo que decíamos al principio: una preparación corta y mas centrada en venta de productos publicitarios que en entrenamientos.

Ciertamente los Cavs no estan perdiéndolo todo. Solo son sensaciones de juego que reflejan 5 derrotas que ni por asomo las tenían a estas alturas de la temporada el año pasado. Pero ya no son imbatibles en casa, les puede ganar cualquier equipo de Playoffs y lo peor de todo es que no dan sensación de poder ganar al actual campeón, quizá si a un partido, pero no les veo capaces de una serie a siete.

Y los dos tienen un último año de contrato. Uno prometió retirarse pero el efecto Iverson es muy alargado. El otro le lloverán ofertas hasta en la Luna. Principalemnte de Knicks. Lo cual sería el mayor error de su carrera.

Veremos.

Anuncios