No vi el partido porque no soy del Barcelona. Me fui a ver AVATAR. No fué ningun error, no se puede estar en misa y repicando. Acabé de ver la película aplaudiendo con un montón de gente. El cine no será ya nunca lo mismo, el espectáculo visual de Pandora es algo que no te lo puedes quitar de la cabeza durante horas.

Mi Avatar perfecto sería la mente de Guardiola, los paralelismos con la peli de Cameron y el mundialito son grandes, El Barsa es un gran espectáculo cada partido, de forma diferente, pero siempre dejándote esencias para el recuerdo.

Guardiola no concede entrevistas, solo habla en ruedas de prensa obligadas. Pero curiosamente todo el mundo sabe lo que piensa o al menos sabe, que lo que piensa, es que tiene todo muy claro. Es un tío elegante en formas y fondo de armario italiano, le respetan porque él ya ganó todo cuando fué jugador y porque respeta a los jugadores de manera individualizada y colectiva, reparte responsabilidad, hace grupo, abronca razonando y demostrando, y confía. Confía en los que nadie confía. En la cantera. Y lo que ha hecho guardiola es un plan de pensiones a 10-15 años donde el Barcelona va a tener jugadores propios ganando campeonatos tras campeonatos.

Como en Avatar esto solo lo puede estropear el hombre.  Que un presidente no le renueve o que él no renueve por culpa de un presidente. Ha creado su mundo y sin querer se ha vuelto mas poderoso que nadie. Ya no existe Cruyff como referente, solo existe el mejor entrenador de la historia del futbol y lo tiene el Barsa. La naturaleza de su mundo es una simbiosis perfecta donde a todos les duele si alguien le duele y todos se alegran si alguien se alegra. Solo ese protagonismo natural que emana puede ser perjudicial  a los egos de los presidentes que pueden reclamar mas cota de pantalla. Y encima la gestión del éxito la demuestra en las lágrimas derramando la presión de un hito que parecía imposible a dos minutos del final. ¿Os imaginais como se desfoga esa presión tras ganar? Todos saltando, gritando y en ese mismo momento Guardiola se dá cuenta y hace cuentas y cuenta 6 y se derrumba llorando entre el gentío y flaquea ante sus jugadores engrandeciendo aún mas su figura. Seguramente necesita perder alguna final para ser aún mas grande aunque sea un contrasentido. De hecho, lo han engrandecido aun mas por ejemplo el Marca no poniéndole en la portada. Son los míseros que nunca heredaran las buenas formas que prefieren un 6-0 a un equipo de segunda que narrar la historia.

Vi una gran película, una peli que cambiará el sentido del cine, y me perdí otra película que ya ha cambiado la historia del fútbol.

Anuncios